miércoles, 15 de febrero de 2012

Olmo parvifolia kengai


      De nuevo y a día 20 de octubre de 2016, tenemos a nuestro olmo cascada mucho más denso, con sus pisos mejor definidos y sus hojas muy pequeñas, gracias a los defoliados y pinzados que se han practicado a lo largo del tiempo. Ahora se prepara para su descanso invernal que le hará despertar con fuerza en primavera.

El antes y el después
    En la siguiente foto, se presenta en el momento de su primer trasplante y primeros trabajos para comenzar el diseño, 7 de Abril de 2008.




    En la siguiente imagen tenemos ya la posición y diseño de cascada.


    Y por el momento, mostramos el estado del árbol  a 15 de Febrero de 2012, pendiente de triangularizar más la copa,  refinarlo en general  y pincelar con polisulfuro el ten-jin.


    Así se encuentra actualizado a 28 de Junio de 2012, todavía se tienen que mejorar los pisos y el ápice, también perfeccionar la cascada.


    En las siguientes fotos lo vemos a día 15 de Marzo de 2013, comenzando a brotar después del invierno y habiendo mejorado el total de su estructura.




   
    Así se muestra nuestro Ulmus Parvifolia desnudo, deleitándonos con su ramificación y listo para pasar el invierno. 08 de Diciembre de 2014.



20 de Octubre de 2016.


4 comentarios:

  1. muy buena evolución queda poc estético el engrosamiento en la curva con el tiempo supongo que se suavizará enhorabuena ,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos Puers, si cierto, posiblemente lo solucione reduciendo con la fresa y dejanco sari

      Eliminar
  2. Una evolución fantástica. Con un árbol del montón has conseguido un olmo extraordinario. ¿lo has defoliado?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Buenas tardes Ishi, celebro leerte de nuevo, la escasez de hojas a sido por el frio de este invierno no por defoliado, el caso es que en esta variedad no suelen caer las hojas completamente, al menos hasta que no son mas viejos, gracias por tus palabras y hasta pronto

    ResponderEliminar