jueves, 15 de marzo de 2012

Capítulo ( 1 ) El rincón del principiante

      Saludos a tod@s, el rincón del principiante, es sin más, un lugar donde para quien no conoce el maravilloso mundo del bonsái pueda de alguna manera, aprender los aspectos   básicos sobre sus cuidados y poder cultivar en buenas condiciones.
       La palabra bonsái quiere decir literalmente,  árbol plantado en bandeja, pero un bonsái es mucho más que eso, un bonsái es un compromiso, es el amor y el respeto por la naturaleza y sobre todo es una forma de comprender la vida, basada en la paciencia, la constancia, la meditación y la observación. Realmente, un bonsái mantiene una relación con la persona que lo cuida mostrando su  bienestar en su aspecto, si está sano  presenta unos colores vivos y una frescura que nos hace sentir bien, pero cuando se desatiende y se descuida comienza a enfermar y a debilitarse, por tanto, si tenemos un bonsái es para cuidarlo, respetarlo y amarlo y el nos complacerá con su hermoso aspecto.
      El arte del bonsái es milenario, procede de China y posteriormente lo adoptaron en Japón, refinando sus formas y creando sus propias escuelas, actualmente se cultiva en casi todo el mundo.
       A continuación, mostramos algunas herramientas de las  más utilizadas en bonsái:
      1- Alicate.
      2- Tenazas corte ángulo.
      3- Tenazas corte cóncavo
     4- Tijera para brotes, sobretodo metsumi (pinzado o corte de brotes tiernos ).
      5- Tijera fuerte para cortar raíces.
    6- Alambre de aluminio, diferentes calibres para alambrar ramas.

       
      También existen abonos orgánicos y pasta cicatrizante para aplicar en los cortes de las podas.
      7- Biogold.
      8- Hanagokoro.
      9- Pasta cicatrizante japonesa.



( Capítulo 2 ) Técnicas de cultivo, principios básicos

      En el capítulo 2 hablaremos de los principios básicos en el cultivo de bonsái, el sustrato o el tipo de agua con la que regaremos.
      Cuando escuchamos que un bonsái, puede vivir más de 100 años en una pequeña maceta, nos preguntamos, cómo es posible conseguir que así sea?, en Japón, los bonsáis son incluso heredados de generación en generación, gracias a los cuidados que se les proporcionan y también a una serie de técnicas que se les practican.
      Hoy por hoy, la gran mayoría de países en los que se cultiva bonsái, adoptan las técnicas y principios de cultivo de los japoneses.
      Los sustratos que se utilizan entre otros son: Akadama, (arcilla granulada, con PH casi neutro entre 6,5 a 6,9).

  
      Kanuma, (arcilla volcánica ácida).

    
      Pomice, (filosilicato amorfo de origen volcánico y procedente de Italia).


      Grava volcánica, también neutra.


      Este tipo de sustratos nos permiten regar con gran cantidad de agua, de modo que las raíces se oxigenan mucho, también tienen la capacidad de drenar perfectamente y evitar la pudrición de las mismas por encharcamiento.
      Frente a estas ventajas, hay que tener la precaución, de regar prácticamente todos los días incluso en los meses de calor  varias veces en un mismo día.
      Los abonos que utilizaremos con este tipo de sustratos serán orgánicos, del tipo sólido.
      Los sustratos se pueden mezclar entre sí o poner puros, excepto la grava volcánica que siempre que se utilice tendrá que ir mezclada con otros de los citados, generalmente se mezclan al 50 por ciento, es decir: 50 % akadama 50% volcanica, o 50% akadama 50% pomice etc.
      Los sustratos siempre se tienen que cribar para quitarles el polvo antes de ponerlos en la maceta, de no ser así, se formaría un barro compacto muy dañino para las raíces.
      La forma de poner el sustrato en la maceta, será por capas de distintos grosores, al fondo más grueso, en el medio grosor medio y en la superficie el más fino, con ello conseguimos que seque al mismo tiempo la superficie de la maceta, el fondo y la zona media y sabemos  que se puede  regar cuando  la superficie de la maceta comienza a secarse, con la garantía de no pudrir raíces ya que de este modo nunca tendremos el fondo de la maceta mas húmedo que la superficie.


 ( Capítulo 3 ) El riego

https://youtu.be/wJ8hDPnmOBo

Posiblemente, uno de los momentos más placenteros para quienes cultivamos bonsáis, sea el momento de regar, cuando el agua de la regadera, acaricia suavemente las pequeñas hojas de nuestros bonsáis y ellos nos corresponden deleitándonos con una fresca fragancia a tierra mojada, que nos embarga y nos traslada a un espacio donde la fusión entre el hombre y el bonsái  proporciona, una  tranquilidad y un  bienestar que nos permite vivir más lenta e intensamente, una serie de sensaciones que solo son posibles de forma individual.            
Posteriormente, nos centraremos en las características de distintos tipos de aguas, unas que perjudican a nuestros bonsáis y otras que los mantienen saludables y les permiten desarrollarse convenientemente. En primer lugar, hablaremos de las aguas duras con altos contenidos en sales, cal, cloro y metales pesados, que tenemos como agua potable en muchas ciudades, todos ellos perjudican la salud de nuestros bonsáis saturando el sustrato. Las aguas limpias y con bajos contenidos en sales ( entre 35 a 80 ppm ) y libres de cloro, cal y metales pesados son las más indicadas para regar nuestros bonsáis, ya que las raíces para vivir en una maceta tan pequeña, necesitan un agua que les permita funcionar al cien por cien. El agua de lluvia, sería por  su puesto la más adecuada o en su defecto la de ósmosis inversa, también existen lugares donde se dispone de aguas de calidad para la población, pero eso no es posible en todas las grandes ciudades. El agua de ósmosis inversa, es posible gracias al paso de la misma por  una serie de filtros y membranas semipermeables, que consiguen eliminar un elevado porcentaje de agentes nocivos existentes en el agua y la convierten en un agua muy fina y de gran pureza. También se puede utilizar agua destilada obtenida por evaporación, pero requiere un elevado coste el cual resulta prácticamente inviable.
      Seguidamente vemos varios tipos de regaderas y de  rosetas las cuales tienen unos agujeros finísimos que permiten regar con un caudal en  ducha muy suave.








( Capitulo 4 ) el alambrado
       El alambrado es la técnica que se utiliza en bonsái para guiar las ramas y darles forma según el diseño que estemos trabajando. Generalmente se utiliza para este fin alambre de cobre o de aluminio, este último es más fácil de trabajar por ser más blando que el de cobre.
      Siempre que alambremos una rama, tendremos la precaución de no atrapar  las hojas ni las yemas. 

https://youtu.be/HkHZrlwNT4A

      Esta operación se inicia colocando un extremo del alambre firmemente a un punto determinado y enrollándolo en la rama de modo que quede bien unido a ella pero sin apretarlo en exceso. 



      Según las especies de árboles el alambre tiene que permanecer colocado en la rama, en unas más tiempo que en otras, por ejemplo, en un olmo el alambre según se desarrolle se tiene que quitar mucho antes que en una conífera puesto que de lo contrario el alambre se quedaría clavado en la madera formando unos surcos poco estéticos.



      El alambrado se puede efectuar usando un mismo alambre para dos ramas opuestas o en el caso de una sola rama sujetando firmemente el inicio en un punto del tronco.



( Capitulo 5 ) el pinzado
       Metsumi, palabra japonesa que significa, pinzado o recorte de brotes tiernos.
      El metsumi es la técnica que se utiliza para mantener la forma o contorno de un bonsái y al mismo tiempo densificar sus ramas.
           
https://youtu.be/BKLByAkO6w0

      El pinzado, se efectua en la estación de crecimiento cuando el árbol crece vigorosamente y distorsiona su aspecto en poco tiempo. Según la especie  se utiliza una técnica u otra ya que pinzar un bonsái de hojas como por ejemplo un olmo es cortar un trozo de rama la cual ha crecido hasta tener entre ocho a diez hojas, que cortaremos con tijeras hasta dejar entre dos a cuatro hojas y la última hoja es la que nos marca la dirección en la que continuará creciendo la rama, es decir, si al cortar queda  la última hoja en el extremo izquierdo la rama continuará desarrollándose a partir de la base de esa hoja y en la misma dirección.  En un junípero se arrancan las puntas de las escamas con los dedos y en un pino se arranca generalmente la mitad de la vela con los dedos. El metsumi no se llevará a cabo en árboles debilitados ni en ramas con su crecimiento retrasado, también se realizará según la vitalidad del árbol o la especie en distintos momentos y en distintas ramas, es decir, por etapas. 

( Capítulo 6 ) Madera seca en un bonsái

       Muchas veces, cuando observamos la madera muerta en un bonsai, llamada shari por los japoneses, vemos un árbol viejo, soberbio y con carácter. Existen una serie de técnicas con las que aprovechamos ramas o partes del árbol que por sí, no tienen cabida en el diseño del mismo, pero si las trasformamos en sharis nos dan mucho juego en la composición y enriquecen al bonsai en su aspecto final.


https://youtu.be/57kp6mo2iz8

      Cuando quitamos parte de la corteza para crear un shari, es conveniente hacerlo arrancándola con alicates y estirando a modo de tiras, de esta manera conseguimos que en la madera del shari queden impresos unos surcos de aspecto muy natural y atractivo, que posteriormente repasaremos con cepillo para eliminar posibles astillas que pudiesen haber quedado.
      El shari simula o imita parte del árbol que en su estado natural a sufrido el impacto de un rayo o la rotura de una rama pesada, generalmente, los shari y los jin se trabajan con herramientas descortezadoras, gubias, fresas, pistolas de agua o arena y finalmente se pincelan con polisulfuro cálcico con el fin de proteger la madera desnuda y blanquearla confiriéndole ese aspecto viejo que presenta en la naturaleza.






Capitulo 7 ( El acodo aéreo )
      El acodo aéreo es una técnica de reproducción vegetativa de la cual, se obtienen ejemplares con las mismas características que la planta madre. En este capítulo trataremos el acodo aéreo como forma de reproducción de bonsais ya que nos permite trabajar con seguridad y con un éxito de prácticamente un 100% en el resultado final. En este caso, el ejemplar elegido es un arce japones.





           El acodo aéreo consiste en recortar y eliminar un trozo de corteza, a modo de anillo, en un punto adecuado de una rama, con el fin de interrumpir el paso de sabia y con ello obligar a la misma a que emita raíces a partir del corte practicado para sobrevivir. Para tal fin, tendremos que aplicar en la zona descortezada hormonas enraizantes y posteriormente, cubrirla con una bola húmeda de musgo sphagnum, cubierta con un plástico y atada por sus extremos.


       Una vez desarrolladas las raíces que veremos a través del plástico, procederemos a separar el acodo de la planta madre cortándolo justo por debajo de donde se encuentran las nuevas raíces y plantándolo en una maceta, para su cultivo como planta independiente.
      


            Finalmente, os dejamos con estos dos vídeos.

https://youtu.be/kEn1YvSedwo


https://youtu.be/0S7Z7rOcoOc

( Capitulo 8 ) Estratificación en frió
       La estratificación en frío, es el proceso por el cual se someten las semillas de determinadas especies de árboles y arbustos a un invierno artificial, con el fin de proporcionarles las condiciones de temperatura y humedad que tendrían en su medio natural y con ello permitir que germinen en su momento.
      En este caso utilizamos semillas de Pyracantha coccinea.


      Este proceso consiste en colocar las semillas en un medio húmedo como por ejemplo, entre algodones empapados con agua y espolvoreados con un fungicida natural, en este caso canela en polvo y guardarlas en el frigorífico durante  2 o 3 meses según la especie, a una temperatura de 4 grados centígrados aproximadamente.
      En primer lugar extraemos las semillas de dentro de los frutos y las lavamos bien.


      Después humedecemos con agua unos algodones y los espolvoreamos con canela en polvo, donde colocamos las semillas cubriéndolas con otro algodón.




      Después de tres meses, sacamos  las semillas del frigorífico y comprobamos que han germinado.


      Por el momento las plantamos en un semillero, en este caso con Akadama y kiryuzuna de 2 mm y al 50%. Cuando tengamos las plántulas con un par de hojas verdaderas, podemos repicarlas cortando por encima de las raíces y aplicando hormonas para potenciar el enraizamiento.




      Después del repicado, las plantaremos en un colador con un sustrato drenante.
       Al año siguiente, estarán listas para comenzar a cultivarlas como bonsáis.





https://youtu.be/ounVVuAwJ5E



13 comentarios:

  1. Hola Mayto, queria felicitarte por la gran idea de crear este rincon del principiante y decirte que como al igual que muchos otros que se inician en este mundo del bonsái siempre que voy a retocar alguno de mis arbolillos me saltan las dudas. Voy a intentar mandarte a traves de tu correo unas fotos que he realizado aún fresno que me regalo un gran amigo,realizadas el mes de febrero, y que no tenia hojas y de como esta ya en lo que va de marzo.
    Me gustaria que me aconsejaras de todas ellas cual es para ti la mas idonea, no se por donde meterle mano.
    No se si se podran publicar las fotos en tu blog, pero seria interesante para mi.
    gracias por compartir tu saber.

    ResponderEliminar
  2. Saludos Anthony, gracias por tus palabras, respecto a las fotos que me envías, a este árbol se le puede quitar alguna rama y modificar su diseño, te las envió por correo, hasta pronto

    ResponderEliminar
  3. Hola,la verdad no se como empezar a poner esto,increíble,los vídeos las explicaciones y todo lo demás me he quedado impresionado,ya tienes un fan.
    Un saludo,jose.

    ResponderEliminar
  4. Buenas tardes Jose,antes de nada, gracias por tus palabras,siempre hemos pensado que compartir es una buena manera de que no desaparezcan las experiencias que vivimos y todo lo que sabemos actualmente fué gracias a personas que de manera altruista nos enseñaron, de momento los bonsais descansan en letargo invernal, pero tras el invierno, tenemos preparados mas trabajos con nuestros bonsais y con otros nuevos que formaran parte de esta familia,celebro que compartas este arte que tanta paz aporta, atentamente, Mayto sam

    ResponderEliminar
  5. Mayto, mi enhorabuena, este rincon del principiante, es lo mejor que he visto hasta ahora en toda la web para alguien que como yo se está iniciando en el bellisimo mundo del bonsai. Los vídeos son de calidad, la explicaciones muy claras y sigues un orden y un detalle que resulta todo muy fácil hasta para alguien que lleva menos de un mes como yo.
    Tengo muchisimo que aprender, y me gustaría mucho seguir tus pasos. Espero que pronto sigas con tus videos, que me vendrán muy bien. Me gustaría poder mandarte fotos sobre mis bonsais para saber al menos lo más básico antes de perderlos.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Buenas noches Germán, celebro que te guste el blog, con Maytosam pretendemos compartir nuestras experiencias, ya que gracias a ello también aprendimos nosotros de personas que de forma altruista compartían sus vivencias sobre este arte, ademas pienso que compartir aporta felicidad pues siempre se aprende algo de alguien, precisamente mañana 01 de Febrero, el colega y yo salimos de yamadori al monte, a recuperar un olivo silvestre para hacerlo bonsai, tenemos idea de filmarlo para montar un nuevo vídeo de Maytosam, si todo sale bien espero no tardar mucho en publicarlo, al igual que varios artículos nuevos en los que estamos trabajando, si te gusta el arte del bonsai tendrás muy buenos momentos con el mismo, pero sobre todo nunca tengas prisa, pues el bonsai es paciencia y relajación y se tiene que disfrutar cada momento desde que plantas una semilla pasando por los riegos diarios etc, cualquier duda que tengas no dudes en contactar ya tenemos habilitado el correo en el perfil,que disfrutes y recibe un cordial saludo del equipo de Maytosam

    ResponderEliminar
  7. Una idea fantástica. Felicidades. Muy útil para un principiante como yo. Muchas gracias.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Muy buenas Ishi, celebro leerte de nuevo, gracias por tus palabras, es un placer compartir los conocimientos adquiridos durante años, pues gracias a personas que compartieron con migo de forma altruista aprendí lo que hoy sé, recibe un fuerte abrazo de Mayto Sam

    ResponderEliminar
  9. hola Mayto felicidades por tu trabajo y mas que una buena dedicación. me parece muy interesante e importante tu blog, soy principiante de bonsai y me esta envolviendo mucho este tema, aquí e encontrado cosas nuevas y buenas para mi aprendizaje y quería darte gracias por ello, espero sigas animando te hacer mas vídeos. saludos!!!

    ResponderEliminar
  10. Muy buenas, Adiact, en primer lugar disculpa por la tardanza en contestarte, hemos tenido mucho trabajo y sobre todo gracias por tus palabras, celebro que te guste el blog, nuestra intención es compartir nuestras experiencias, pronto seguiremos actualizando y publicando, recibe un cordial saludo del equipo de MaytoSan

    ResponderEliminar
  11. Buen día. Gracias por su valioso tiempo e información, maestro. Nunca dejo de aprender. Mi pregunta es: ¿todas las plántulas se deben repicar?
    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Gracias por el aporte y tiempo. Mi pregunta es: ¿todas o sólo algunas se deben repicar? Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Muy buenas Papasapo, el repicado se efectúa para quitar la raíz pivotante y conseguir nuevas raíces que salgan de forma radial y horizontal pues es lo que se pretende en bonsai, con el fin de crear un nebari correcto, yo repico en todas las especies que cultivo desde semilla, saludos gratos

    ResponderEliminar