lunes, 3 de marzo de 2014

Los caprichos de la naturaleza

        Así se muestra, el árbol, pensativo, como apoyado sobre los codos, aguardando pacientemente hasta que su eterno abrazo haga desaparecer el obstáculo que le puso el hombre.

 















      En alguna ocasión, hemos observado con curiosidad algo insólito, algo que llama nuestra atención. En una pared de hormigón donde existe una pequeña grieta se muestra firme y orgulloso un pequeño árbol, de tronco retorcido, rugoso y viejo, todo ello debido a las condiciones de vida a las que se enfrenta. Ese pequeño arbolito no tiene la posibilidad de desarrollarse como cualquier otro de su misma especie, pues germinó en un espacio en el que encontró humedad y algo de materia orgánica que le permitieron salir adelante y ahora nos deleita con un aspecto infrecuente, caprichoso y hermoso, que no es más que la adaptación de un ser por sobrevivir en unas condiciones difíciles. 





         
      Platanus x hybrida, también denominado popularmente arce de sombra o platano.




     
      
       Esta otra especie es un Taray, también preso de su propia lucha por subsistir.



         
        En esta otra ocasión, se trata de una higuera ( Ficus carica ), que vive en la pequeña grieta de una roca.



         
       Otro ejemplo de adaptación de un ser vivo a su medio, esta palmera vive en una oquedad en pleno asfalto.

        
        En esta otra fotografía vemos como rompe el suelo para abrirse camino y desarrollarse.

         
      Y curiosamente, un pequeño arbolillo acompaña a nuestra palmera en su afán por superar la dureza del suelo.


    
     

10 comentarios:

  1. una pasada ,gracias por las imágenes

    ResponderEliminar
  2. Buenos días Puers, gracias por tus palabras y celebro leerte de nuevo, un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Bonitas fotos,que dura es la vida para algunos de esos arboles.
    yo por cierto suelo escalar muchas veces por los picos de europa y se ven cosas increibles como esas-
    Un saludo y gracias por las fotos.

    ResponderEliminar
  4. Buenas noches Jose, gracias a ti por tus palabras, y celebro tu afición por la escalada, siempre me llamó la atención, tiene que ser muy gratificante poder ver el paisaje desde ciertas alturas y también encontrar auténticos yamadoris en la roca, así es como conseguían los bonsais antiguamente en China y Japón, recibe un cordial saludo del equipo de Mayto Sam

    ResponderEliminar
  5. La naturaleza se abre camino... Unas fotografías impresionantes.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Buenas noches Ishi, mis disculpas por no haberte contestado antes, hemos tenido mucho trabajo y en estos momentos remontamos la actividad del blog, gracias por tus palabras y un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Muy buenas David, cierto, la naturaleza es sabia

    ResponderEliminar
  8. Fotos muy muy wapas. Hay imágenes impresionantes de Chernovil cubriendo la ciudad abandonada. La naturaleza se abre paso sea como sea

    ResponderEliminar
  9. Muy buenas Juli, disculpa la tardanza pues estuvimos fuera, efectivamente la naturaleza se abre paso por encima de todo, gracias por tus palabras

    ResponderEliminar